ARCOS DE MEDIO PUNTO


El arco más utilizados en la arquitectura románica es el arco de medio punto o semicircular.

Por los problemas ocasionados en la construcción, paulatinamente se va apuntando, para dar lugar a arcos apunteados o ojivales.

Además, los arcos son un elemento básico para la construcción de las bóvedas de las naves en iglesias, abadias y monasterios.

También inician las arquivoltas de los pórticos, siendo éstos abocinados.

Asimismo se utilizan para la introducción de la luz, escasa, en el interior de los templos, por medio de estrechos ventanales.